Cóctel Dry Martini

dry martini

Dry Martini receta:

Ingredientes:

  1.   (75ml9 partes de ginebra 
  2.   (15ml1 parte de vermut francés (blanco seco).

Preparación:

  • En vaso mezclador con hielo.

Servicio y decoración:

  1. Agitar.
  2. Servir en copa de cóctel.
  3. Decorar con corteza o twist de limón.
  4. También puede ser decorado con una aceituna. ( En caso de ser un Martini Sucio también contiene una salpicadura de salmuera de oliva.)

     

Martini Dry un clásico de la cocteleria.

La creencia mas extendida está ligada al origen mismo del vermut Martini. En 1863, un fabricante de vermut italiano Alessandro Martini comenzó a comercializar su producto bajo la marca de Martini, por lo que es muy probable que la marca puede ser la fuente del nombre del cóctel.

Sin embargo, existen otras teorías sobre donde se creo el Dry Martini Al parecer este combinado puede haber sido creado hacia 1910. Su nombre podría derivar del Sr. Martini, jefe de barra de la sala Knickerbocker Club de Nueva York en la primera década del siglo XX. El “Cóctel de Margarita“, descrito por primera vez en 1904, podría considerarse una forma temprana del Dry Martini, porque era una mezcla de ginebra seca Plymouth y vermut seco, con una pizca de amargos de naranja. Otra teoría lo relaciona con un Sr. Martínez, que pudo inventar el cóctel en un bar de Boston, a finales del siglo XIX.

Incluso se situa su origen en San Francisco en algún momento a principios de la década de 1860 en el Hotel Occidental, que la gente frecuentaba antes de tomar un ferry nocturno a la cercana ciudad de Martínez, California . Alternativamente, la gente de Martínez dice que un camarero en su pueblo creó la bebida, o tal vez la bebida fue nombrada después de la ciudad. De hecho, un “Cóctel de Martínez” fue descrito por primera vez en Jerry Thomas en su edición de 1887 de su “Guía del cantinero, Cómo mezclar todo tipo de bebidas simples y elegantes

Un cóctel con infinidad de anécdotas.

Durante la Prohibición en los Estados Unidos, la relativa facilidad de la fabricación ilegal de ginebra provocó el ascenso del martini como el cóctel predominante de mediados del siglo XX allí. Con la derogación de la prohibición y la disponibilidad de ginebra de calidad, la bebida se volvió progresivamente más seca. La proporcion fue aumentando asta llegar incluso a ser  15 partes de ginebra por 1 vermut. 

Cuando se derogó la Ley seca estadounidense, el recién elegido presidente Franklin Delano Roosevelt preparó un Dry Martini en la Casa Blanca para oficializar el mandato. Años después, en la Conferencia de Teherán de 1943, el mismo Roosevelt le preparó un Martini a Stalin, quien opinó que «enfría más el estómago que otra cosa», opinión desmentida por su sucesor, Nikita Jruschov, quien tras beberse uno especialmente fuerte dijo que era «la más letal de las armas estadounidenses».

Pero sin duda el máximo propulsor de este clásico, es el famoso espía James Bond, el personaje del novelista inglés Ian Fleming, y su más que conocida frase al pedir el cóctel Dry Martini;

-….agitado, no removido

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *